Especialidades

AGUA – EXTINCIÓN DE INCENDIOS

Carro Bomba B-6 y Carro Bomba de Apoyo BX-6  (CONFINAR Y CONTROLAR)

Tiene la misión de intervenir en llamados por fuego (estructurales y forestales) realizando las maniobras de despliegue y avance del material de agua en función de la confinación y control del fuego, asegurando el escenario para el ataque por parte de las Compañías de Agua restantes que acuden a la alarma, pudiendo efectuar la extinción del fuego si la situación lo permite y la posición de trabajo que exige el avance de las líneas ya desplegadas.

En llamados por accidentes eléctricos y emanaciones de gases actúa como unidad de aseguramiento de la escena ante la posibilidad de cualquier combustión de materiales por recalentamiento eléctrico y explosión de gases combustibles, respectivamente.

 

RESCATE VEHICULAR

Carro de Rescate/ Bomba de Apoyo BX-6  (ESTABILIZAR Y LIBERAR)

Tiene la misión de dar soporte vital primario a las víctimas de un accidente vehicular, contando para tal efecto con material médico para el control de hemorragias, resucitación cardiopulmonar, estabilización de extremidades fracturadas, control e inmovilización de columna cervical (con tablas rígidas de inmovilización y chalecos de inmovilización de torax y cuello), además de liberar a las víctimas atrapadas desde carrocerías deformadas por impacto o bajo volcamiento de vehículos, con técnicas de excarcelación denominadas “extricación” y con equipos hidráulicos tales como mandíbulas de apertura (separación de metales), cizallas de corte de metales, extensores (“RAM” para separación de metales, apertura de acceso y estabilización), cinceles neumáticos para corte de carrocerías y estabilizadores de vehículos inestables entre otros.

En el Rescate Vehicular como de apoyo a salud: se trata de liberar a la persona atrapada en el accidente, facilitar y colaborar con la atención que puedan darle los servicios de salud en el mismo lugar del accidente y prepararla para su rápido y seguro traslado a un centro hospitalario. (Samu, mutuales, ambulancias privadas, institucionales y otras). La tarea de liberar al accidentado recibe el nombre de extricación (del inglés extrication, que significa “desencarcelar”, entendido como liberar a alguien desde una situación que lo mantenía retenido). Para eso, los Grupos de Rescate disponen de elementos especializados, incluyendo poderosas herramientas hidráulicas, que pueden cortar los metales de los vehículos y separarlos en pocos momentos. Los procedimientos utilizados corresponden a técnicas aplicadas por los Bomberos de Estados Unidos.

Sin embargo, lo anterior no tiene sentido si la persona no llega viva al hospital o si al extricarla se le causan nuevos daños que agraven su situación. Por eso, los Bomberos rescatistas reciben una cuidadosa preparación en el Manejo Básico del Trauma. Esto corresponde a una serie de procedimientos, que no deben confundirse con los llamados “primeros auxilios”, y que procuran tanto la mantención de la vida como la integridad de la persona durante la extricación y traslado.

Actualmente, en varios lugares del país, los servicios de salud pueden dar una atención intensiva al herido en el mismo lugar del accidente, antes del traslado, lo que aumenta notablemente sus posibilidades de sobrevivir con menores secuelas. Bomberos, en estos casos, debe colaborar con Salud facilitando el rápido y seguro acceso de médicos o paramédicos al herido, quienes lo estabilizan de modo que se pueda continuar con su extricación y transporte.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba

ATENCIÓN VECIN@S